Hoya o Flor de cera, una especie increíble

Esta flor es aclaman como “hoya o flor de cera” o “flor de porcelana” por sus sublimes y suculentas flores. La Hoya calycina es una planta dotada de raíces fortuitas que la permiten trepar. La Hoya es destacada como una de las plantas que ayuda a renovar la calidad del aire adentro del hogar.

Origen y cultivo de la Hoya Calycina

Cultivarla es fácil y éstas flores son de instantáneo progreso. La especie completa cuenta con unas 200 variedades, procedentes sobre todo del sureste de Asia.

En las temperaturas calurosas vive al aire libre, pero en Europa en general se planta como especie doméstica.

Estas vegetaciones deben instalarse afuera de las corrientes de aire, adyacente a una ventana que les suministre abundante iluminación. ¿Para qué? para que la florescencia no se paralice, pero al resguardo del sol directamente. Sin embargo, en invierno necesitan descansar a una temperatura de 12 a 15º. Necesitan un arco o un palo para trepar.

Características de la Hoya

  • Es una planta sensible a los excesos de agua
  • Las hojas son anchas con figura de corazón
  • Son reconocidas por el dulce aroma que irradia cada flor (mayormente por la noche)
  • Pueden conectarse a vigas o muros por medio de pequeñas raíces ocasionales que salen de sus tallos.
  • Se toma un periodo de descanso durante el invierno

Estructura y características de la Hoya o Flor de cera

Flores: Carnosas y satinadas, de textura cerosa y con figura de estrella. Las flores de la Hoya calycina ‘Stargazer’ se diferencian de las de otras hoyas por su interesante fondo rojizo. Son muy aromáticas y se enganchan apiñadas en racimos que dan flores muchas veces al año durante tres semanas continuas. No debes cortar las flores marchitas ya que sobre ellas brotan las nuevas flores. El florecimiento se produce desde la primavera hasta el otoño.

Hojas: Las hojas son simples, amplias, suculentas y tienen figura de corazón. Son tono verde radiante y relucen un bello gris en el dorso. Debes tratarlas con atención porque se quebrantan con facilidad.

Cuidados

Una rociada de agua de vez en cuando las hidrata suficiente y sirve  como riego a la flor de cera. Durante el crecimiento agradecerán que se las nutra con abono para plantas de interior cada 7 a 15 días.

Consejo: No debes voltear el ejemplar de la flor porque se desprenderán los capullos.

Comenta el articulo