Los Rosales: Plantación y características

En invierno, a mediados de julio, el viverista comercializa rosales a raíz desnuda. En el momento de la adquisición de los ejemplares conviene observar las raíces, que no deben estar lastimadas, secas, en mal estado o con signos de plagas o enfermedades.

Muchas veces las raíces del rosal muestran signos de ataque de nematodos, que se reconocen como pequeñas esferas de 1 a 2 mm de diámetro, adosadas a las raíces finas o libres en el suelo. En estos casos se requiere un tratamiento con algún nematicida, como Dazomet, antes de plantar el rosal.

Cuando se lo hace a raíz desnuda del rosal, se podan las raíces hasta dejarlas de unos 25 o 30 cm de largo y se recortan los vastagos a unos 30 o 40 cm de altura, dejando tres o cuatro principales con cuatro o cinco yemas en cada uno.

Se coloca la planta en el hoyo de plantación cuidando que el punto del injerto se encuentre por encima del cuello de la planta. Cuando se planta a raíz desnuda, conviene hacerlo por la manana, para que el intenso sol del mediodía y de la tarde no deshidrate raíces de la planta.

Lugar de plantación del rosal

Debe elegirse un lugar con sol y en lo posible protegido los vientos con alguna cortina de árboles. Se debe tener en cuenta que esa “cortina” tiene que estar muy cerca de las plantas que los rosales necesitan que el aire su alrededor. Después de la plantación, el riego del abundante. El riego por el sistema es excelente para los rosales porque moja el follaje.

En cualquiera de las formas, un programa básico de abonos para las defloración continuada. Repetitiva o recurrente requiere la aplicación, un vez por mes, de un fertilizante completo. Este fertilizante se aplica en la época de desarrollo del rosal, que es la que corresponde a la primavera, con temperaturas en aumento.

Se disminuye la dosis a aplicar a la mitad ene verano con temperaturas altas, que producen un aletargamiento en las plantas. A continuación, se especifican los momentos de aplicación de enmiendas y fertilizantes.

El sustrato en que se planta el rosal debe ser suelto, de textura franca, fértil, con buena proporción de materia orgánica y en drenaje. Es conveniente evitar las plantaciones del rosal en terrenos que han sido ocupados anteriormente con rosales, ya que el suelo puede estar contaminado. Esto puede provocar contagio de plagas y enfermedades en las es, como los nematodos. Por otro lado, el suelo puede estar agotado.

Distancia de plantación del rosal

La distancia entre los rosales que se planten depende del tipo de rosal. Los rosales cubresuelos, por ejemplo, necesitan mayor espacio, mientras que los estándar, arbolitos o de pie alto, se pueden plantar a menor distancia (0,7 – 0,8 m).

Los rosales arbustivos muy vigorosos necesitan 1,2m o más entre planta y planta. Los rosales grandifloras pueden plantarse entre 0,5 y 0,7m de distancia entre sí y los floribundas entre 0,3 y 0,5m según las variedades.

Comenta el articulo